Vía Verde de Castro-Traslaviña

La Vía Verde de Castro-Traslaviña es un atractivo recorrido ubicado en la región de Cantabria, al norte de España. Esta vía verde sigue el trazado de un antiguo ferrocarril minero que conectaba las localidades de Castro-Urdiales y Traslaviña, en la comarca de Asón-Agüera.

La historia de esta vía verde se remonta al siglo XIX, cuando se construyó para facilitar el transporte del mineral de hierro desde las minas de la zona hasta el puerto de Castro-Urdiales. Durante décadas, la línea ferroviaria fue una importante vía de transporte de mercancías, pero con el tiempo, la actividad minera cesó y la línea quedó en desuso.

En la actualidad, la Vía Verde de Castro-Traslaviña es un atractivo turístico y recreativo que permite a los visitantes disfrutar de un entorno natural y paisajístico único. El recorrido ofrece hermosas vistas panorámicas, pasando por valles, bosques y zonas rurales pintorescas.

La vía verde es apta para caminantes, ciclistas y personas con movilidad reducida, ya que el camino está bien acondicionado y no presenta grandes desniveles. Además, cuenta con áreas de descanso, miradores y paneles informativos que proporcionan detalles sobre la historia, la flora y la fauna de la zona.

Uno de los aspectos destacados de la Vía Verde de Castro-Traslaviña es su patrimonio industrial y cultural. A lo largo del recorrido, se pueden encontrar antiguas estaciones de tren, túneles y puentes que nos transportan a la época en que el ferrocarril era una parte vital de la actividad minera en la región.

Además, la vía verde ofrece la oportunidad de explorar los encantadores pueblos y aldeas de la comarca de Asón-Agüera, descubrir su arquitectura tradicional y disfrutar de la gastronomía local.

En resumen, la Vía Verde de Castro-Traslaviña en Cantabria es un destino ideal para los amantes de la naturaleza, la historia y el turismo activo. Ofrece un recorrido pintoresco a través de paisajes impresionantes y brinda la oportunidad de sumergirse en la rica historia y cultura de la región.

Municipios: Castro Urdiales
 
Longitud: 5,5 km
 
Usuarios:  

Tipo de firme: 
Camino de gravilla con tramos de asfalto.
 
Medio Natural:
         
Vía Verde de Castro-Traslaviña
Montaña Cántabra. Prados y bosques de eucalipto y especies atlánticas. Valle de Otañes.

Patrimonio cultural:
Conjunto monumental de Castro Urdiales. Iglesia y casa-torre de Otañes.
Antiguos restos mineros del ferrocarril Castro-Traslaviña:  en el entorno de Castro Urdiales son muchos los restos mineros; a lo largo de esta Vía Verde se encuentran la estación de Otañes, casa de la Capataza y apeadero de Los Corrales, depósitos de La Carmelita, viaducto de los Vados y restos del poblado minero de Herreros.
 
Infraestructura:
Vía Verde. La estación de Otañes está recuperada como albergue, puente de San Juan, paso superior de la carretera de Baltezana, viaducto de los Vados y túnel de Herreros (no acondicionado).
 
Equipamientos en Infraestructura:
Señalización, área de descanso y albergue en la antigua estación de Otañes. 
 
Accesos a la Vía Verde:
Santullán
Inicio ruta (extremo norte): En la parte baja de la pedanía de Santullán. Barrio El Campillo. Cerca del cementerio.
Por la  carretera CA-250 en dirección a Santullán, al llegar al núcleo urbano, tomar a la izquierda la pista asfaltada que baja acusadamente al cementerio de Santullán.
 
Barrio de Los Corrales
La pista asfaltada que sube desde la carretera CA-250 al barrio de Los Corrales cruza la Vía Verde.
 
Otañes
Desde la pedanía de Otañes sube una pista hasta la antigua estación de Otañes.
Autobús:
Autobuses desde Castro Urdiales: Alsa. Autocares urbanos de Castro Urdiales. Línea 2 pedanías (Guriezo-Castro Urdiales-Otañes).Telf. 942 354 600;
Estación de autobuses 
Alsa. Telf. 902 422 242; www.alsa.es

Conexiones:
Castro Urdiales: 75 km hasta Santander y 35 km hasta Bilbao.
Se puede conectar la Vía Verde de Castro-Traslaviña con la “Vía Verde” de Castro-Alen (no acondicionada), por la  pista asfaltada que desde el barrio de Los Corrales desciende a la carretera CA-250
 
En Castro Urdiales confluían tres ferrocarriles: dos puramente mineros, el de Alén y los de los cargaderos de Dícido; y un tercero también de sesgo minero, pero con servicio universal, también para viajeros y otras cargas, el de Traslaviña.
 
El ferrocarril minero de Castro Urdiales a Alén se concibió como la vía de salida del hierro extraído en las minas de Alén hasta el embarcadero minero situado en el puerto castreño. Una línea con el poco corriente ancho de 0,75 metros, con pendientes muy apuradas a lo largo de sus 18 kilómetros.
 
Puesto en servicio en 1895, contaba en su cabecera incluso son “planos inclinados”, tramos de rampa en los que los vagones bajaban y subían enganchados a un cable de acero, y algún “cable aéreo”, que llevaba mineral hasta sus vagones por baldes que saltaban los valles de poste a poste. Nunca fue muy rentable, con lo que el efecto combinado de los grandes daños durante la Guerra Civil y la caída de la explotación minera abocaron su cierre tras la contienda.
 
Por su parte, el tren que unió la rada castreña con la estación de Traslaviña, tiene su arranque en 1894, con la creación de la compañía “Ferrocarril de San Julián de Musques a Castro Urdiales y Traslaviña”, llamada a ser un eslabón más en una fallida línea costera entre Santander y Bilbao. La línea nunca llegó a San Julián, sino que se centró en el enlace en Traslaviña con el Ferrocarril de Santander a Bilbao, por el interior. Un ferrocarril de uso mixto, con dos cargaderos en Urdiales, que inició su explotación en 1898, y que tuvo como cabecera una espectacular terminal castreña. Pero nunca fue muy rentable, y en 1921 tuvo que ser rescatado por el Estado. Explotado por EFE y luego por FEVE, fue cerrado en 1966, y su bella estación término demolida en 1974.
 
A estas líneas se sumaron las dos trazas mineras de las minas de Setares y Dícido a los cargaderos de Dícido y Saltacaballo. Eran pequeñas líneas desconexas de la red, de ancho 0,75 m, con numerosos cambios en su historia, que arrancan en 1885 y que fueron cerrando en la segunda mitad del siglo XX. Destacaban sus espectaculares cargaderos colgados sobre el mar y sus instalaciones de carga, de los cuales aún se conserva el de Saltacaballo.

https://www.viasverdes.com/

Información, estadísticas y requisitos de integración

Itinerarios de la Red de Caminos Naturales

Mapas divulgativos, manuales técnicos y otros documentos

Acceso a Visitas Virtuales y la APP Caminos Naturales

Visor cartográfico de la Red de Caminos Naturales

Vídeos sobre la Red de Caminos Naturales y sus itinerarios

Facebook
YouTube
LinkedIn
Instagram
WhatsApp
× ¿Cómo puedo ayudarte?